Si en la hora de realizar el estudio de layout de ambientes corporativos usted no le da la debida importancia a las cuestiones como el confort y el bienestar de los funcionarios, sepa que es mejor rever sus conceptos, pues la ergonomía en el trabajo marca toda la diferencia.

En principio, entienda que la ergonomía en sí, está relacionada con el estudio de las condiciones ideales para que los colaboradores se sientan seguros, saludables y, como consecuencia natural, aumenten su productividad. Si son bien aplicados, los procedimientos ergonómicos son primordiales para los negocios y en la percepción positiva de todos.

Siendo así, para que comprenda un poco mejor sobre el asunto y perfeccione sus proyectos, preparamos una lista con seis grandes ventajas de pensar en la ergonomía. ¡Acompañe la lectura y vea!

  1. Ayuda a estar dentro de la ley

Tal vez usted no lo sepa, pero cualquier empresario que tenga, por lo menos, un colaborador contratado debe primar por el análisis ergonómico del ambiente de trabajo. Quien reglamenta esto es el Ministerio de trabajo por medio de normativas, donde están todas las especificaciones necesarias para que el escritorio esté dentro de lo exigido por la ley.

En síntesis, estas normativas (por ejemplo: en Brasil, la NR-17, en Uruguay, el decreto N° 147/012) traen informaciones relevantes a fin de orientar a la empresa en relación a situaciones de transporte, descarga de materiales, equipamientos, mobiliarios, condiciones ambientales, etc. De esta manera, la normativa tiene como propósito establecer los debidos parámetros que propician un espacio de trabajo aceptable.

Darle la debida importancia a este hecho hace que la empresa esté dispuesta a asegurar un ambiente confortable, que ofrezca un buen desempeño y precie por la seguridad. En virtud de eso, las chances de sufrir procesos laborales y trabar verdaderas batallas judiciales con los funcionarios se hacen mucho más pequeñas.

  1. Promueve la valorización profesional

Al proporcionar buenas condiciones de trabajo, la tendencia es que los funcionarios se sientan más a voluntad para ejercer sus funciones. Teniendo en vista esto, por más simple que sea, la preocupación de la empresa con la seguridad y la salud de las personas acaba despertando un sentimiento de reconocimiento

Esa sensación hace que los colaboradores tengan la motivación necesaria y quieran formar parte de aquel ambiente para crecer profesionalmente. Si analizamos con profundidad, este es un aspecto esencial para la inteligencia emocional de cada individuo y eso le otorga un nivel de autoestima mucho mayor.

Además de esto, hay empresas que complementan la cuestión de la ergonomía en el trabajo con un espacio para la gimnasia laboral que, a los ojos de muchos especialistas en el asunto, trae innumerables beneficios, hasta incluso en lo que se refiere a las estrategias de endobranding. La valorización profesional contribuye también para la retención de talentos y eso proporciona una ventaja competitiva frente a la competencia.

  1. Reduce las ausencias y los pedidos de días libres

Prestar atención en los mínimos detalles de infraestructura y ergonomía en el trabajo hace que el índice de ausentismo caiga de manera considerable. Al final de cuentas, cuando se cuida la salud de las personas, la probabilidad que acontezca algún accidente de trabajo se hace pequeña y, consecuentemente, impacta directamente en las tasas de atrasos y faltas.

Además conviene recordar que cuando un funcionario queda apartado por cuestiones de salud, los costos para la empresa se hacen más pesados y eso puede influir en el presupuesto destinado a otros sectores, tal como el pago de proveedores. Sin contar que la ausencia de los funcionarios puede generar prejuicios intangibles en relación con las competencias indispensables para el ramo de negocio ejecutado.

  1. Previene enfermedades ocupacionales

Cuando alguien es sometido a condiciones precarias para ejercer sus funciones, obviamente que la calidad de vida en el ambiente de trabajo queda perjudicado, lo que termina reforzando la importancia de la ergonomía para prevenir cualquier perjuicio a la salud de los colaboradores.

Una empresa que dispone de un mobiliario en mal estado de conservación, la iluminación es deficitaria y el espacio está sujeto a ruidos con niveles superiores a los permitidos, por consecuencia, les proporciona a los funcionarios posibles enfermedades ocupacionales. La lesión por esfuerzo repetitivo (LER) y el disturbio osteomuscular relacionado con el trabajo (DORT) son dos de los mayores peligros al negligenciar las normativas vigentes sobre ergonomía.

Los proyectos de arquitectura corporativa necesitan tomar en consideración los factores que favorecen una postura erecta y alineada con el puesto de trabajo. De este modo, los empleadores deben evitar al máximo que las instalaciones del negocio les generen a los funcionarios posibles dolores musculares, fatiga y el temible estrés.

  1. Mejora la productividad

Es muy probable que usted se haya dado cuenta que si la empresa toma todos los cuidados necesarios en relación a la ergonomía en el trabajo, naturalmente la productividad quedará en evidencia. Muchas veces, el simple cambio de los muebles de la oficina puede influir directamente en el compromiso de los colaboradores.

Teniendo un ambiente favorable, la tendencia es que haya una disminución de los errores, pues los funcionarios están más atentos y comprometidos con el servicio. Eso estimula también los procesos creativos y hace que la generación de valor para la empresa sea algo rentable y menos difícil.

  1. Pasa una mejor imagen frente a los clientes

Vamos a imaginar la siguiente situación: usted se depara con una oficina en la que las sillas están en pésimo estado, la iluminación provoca penumbras y las divisorias no ofrecen la aislación acústica ideal. Posiblemente, la primera reacción al ver todo eso sea de perplejidad, ¿no es verdad?

Pensar en la ergonomía también contribuye para que el ambiente promueva una imagen corporativa coherente y atraiga nuevos clientes. Al ver que todos están debidamente sentados en sus lugares y el espacio ofrece la estructura necesaria para el desarrollo del trabajo, la impresión dada es de respeto y organización.

Por más que parezca un detalle simple, la ergonomía también hace que el clima organizacional esté en orden y se transforme en un factor preponderante para alcanzar los resultados esperados. Un escritorio de abogados, por ejemplo, necesita presentar una buena imagen para que las personas tengan confianza en invertir en la contratación de los servicios jurídicos.

Por lo tanto, observe que la ergonomía ejerce un papel fundamental para cualquier actividad, haciendo que los arquitectos estén atentos al desarrollo de proyectos eficientes y satisfactorios para las empresas.

Si a usted le gustó esta lista sobre los beneficios de la ergonomía en el trabajo, le sugerimos que siga nuestras páginas en las redes sociales para acompañar todas nuestras novedades. ¡Estamos en Facebook, Instagram y Linkedin!