En general, pasamos más de un tercio de nuestros días en el trabajo. Muchas veces convivimos más con colegas de profesión que con algunos miembros de nuestras familias, ¿no es verdad? Necesitamos, entonces, considerar y discutir sobre calidad de vida en el trabajo, cuya relación con la salud emocional del colaborador y la reputación de la empresa están íntimamente relacionadas.

Años atrás se hablaba muy poco sobre la salud del ambiente laboral y el respeto a las leyes laborales ya “estaba demasiado bien”. Con el tiempo, las organizaciones percibieron que cuanto más satisfecho y respetado se sentía el colaborador en su puesto, más se beneficiaba la empresa; es decir, calidad de vida en el ambiente de trabajo es un diferencial estratégico y competitivo. Hablaremos más adelante sobe este punto.

Entonces, ¿vamos a conversar más sobre cómo y por qué hay que hacer que una empresa sea más agradable para el colaborador y más aglutinante? ¡Acompañe!

Entienda qué es calidad de vida en el ambiente de trabajo

El término está relacionado con la manera en la que los colaboradores se sienten en sus puestos de trabajo, tanto en lo que dice al respecto de las relaciones interpersonales como a la maquinaria y recursos necesarios para la realización de sus tareas. Por definición, se tratan de prácticas que ven al colaborador de una manera más humanizada y trabajan aspectos tales como el bienestar, sentimiento de pertenencia, relación con el equipo, valorización y motivación.

Para evaluar el índice de calidad de vida en el ambiente de trabajo, diversas variables son analizadas. Entre ellas podemos destacar:

  • Disponibilidad de la materia prima y equipamientos apropiados para la ejecución del trabajo.
  • Condiciones físicas del ambiente (ejemplo: iluminación, ergonomía, distribución de los espacios, ventilación).
  • Oportunidades de crecimiento.
  • Valorización y reconocimiento.
  • Remuneración justa.
  • Gestión horizontal.

Sepa cómo el ambiente de trabajo influye en el comportamiento de los colaboradores

Iniciamos el texto hablando sobre la proporción de tiempo que pasamos en el trabajo, visto que ese hecho tiene un fuerte impacto en la vida de las personas. La empresa es un colectivo de personas, con una cultura en común, con realidades en común. Cada miembro interactúa con el todo y absorbe esas relaciones de una manera.

En la práctica, si el clima de una empresa es de competitividad, chismes y desarmonía, sin duda alguna los colaboradores pasarán a comportarse de esa manera. Los que no se adaptan, sienten el espacio incoherente con sus valores y perspectiva y rápidamente se van.

Por otro lado, si el clima es armonioso, colaborativo y respetuoso, la tendencia es que el colaborador adopte esa misma postura. Obviamente, las personas reaccionan al ambiente también de acuerdo con sus características propias; pero una cosa es cierta: colaboradores que se sienten respetados y valorados ven a la empresa con ojos más receptivos.

Conozca las principales ventajas de ofrecer calidad de vida en el ambiente de trabajo

Como usted ya percibió, el aura y las condiciones del ambiente pueden impactar fuertemente en el bienestar del trabajador y en la manera como él se relaciona con la empresa.  ¿Y cuáles son las ventajas que esto puede generarle al negocio? Vamos a presentar las más relevantes.

Aumento del compromiso de los funcionarios

Colaboradores que se sienten parte de los procesos, que son reconocidos, valorados y tienen el sentimiento de colectividad estimulado, se interesan más por la empresa. Es como si fuesen un poco los dueños de la organización y, por extensión, se comprometen con su crecimiento y con el desarrollo del todo y no apenas de su tarea específica.

Trabajar con placer despierta una mirada más emocional para la razón de ser de la empresa, y transforma esto en una misión también para el colaborador. El ambiente físico y el clima organizacional están íntimamente relacionados con el compromiso, ya que generan las condiciones para que ese bienestar en el trabajo sea algo concreto.

Reducción del tornover

Aunque tenga un salario compatible con el mercado y otros beneficios una empresa ha gastado tiempo y recursos con recisiones y contrataciones frecuentes, sepa que uno de los motivos, sin duda alguna, está en la calidad del ambiente.

Obviamente, cuando hay un choque entre valores personales y valores practicados por la empresa, acontece un “divorcio” natural; pero no es de esto de lo que estamos hablando. Estamos refiriéndonos a las personas en general que no consiguen afirmar el pie en la empresa por la falta de oportunidades y demás criterios de la calidad de vida en el trabajo.

Cuando se tiene un contexto respetuoso, promisorio, agradable y que compromete, las tasas de turnover caen expresivamente. Al final de cuentas, ¿quién no quiere trabajar en una organización que ofrece una convivencia saludable, además de ser justa y ver personas en lugar de matrículas?

Mejora el clima organizacional

El estado de espíritu del equipo depende, en gran parte, de los estímulos de la organización. Como dijimos, si el comportamiento típico es de armonía y colaboración, la tendencia es que las relaciones que se establecen sean las mejores.

Un ambiente de trabajo que se esfuerza en favor de este clima construye un ideario común de sociedad, de equipo y dirige la mirada hacia el éxito y la realización de la misión de la empresa. Se trata de un trabajo continuo y cuanto más perciban –todas las personas- esta atmósfera, más se conectarán con esa cultura.

Crecimiento de la productividad

Con una ecuación bien simple explicamos este tópico: trabajador feliz = productividad alta. Esto viene en función del bienestar, como abordamos en otros puntos de este post. Vale recordar que la productividad viene de un buen uso del tiempo útil y no exactamente de la cantidad de servicio.

En la práctica, tenemos un compromiso mayor con la entrega y la calidad, y eso se resume en el entusiasmo y el ánimo para el cumplimiento de las jornadas y de las tareas.

Reducción de costos

Este, tal vez, sea uno de los beneficios más palpables y vamos a mostrarle ejemplos simples del día a día. Una organización que propicia condiciones apropiadas, gestión horizontal y realmente se compromete en mantener la calidad de vida en el ambiente de trabajo disminuye, o incluso elimina, gastos como:

Daños de mercancías, equipamientos y patrimonio de la empresa.

  • Atestados médicos innecesarios.
  • Faltas y atrasos.
  • Problemas en la atención al cliente.
  • Demandas jurídicas.

Muchas empresas trabajan su marca de manera externa, apenas mirando el mercado y los consumidores y se olvidan que su primer público esencial, los primeros que hablan y representan la marca, forman el equipo de colaboradores. Y, claramente, su forma de trabajar es reflejo de la manera como es tratado y de cómo el ambiente de la organización lo influye.

¡Ah! El cliente percibe esto, no pasa “como si nada”. Quede atento al clima y al ambiente de la empresa. La relación con el movimiento de la caja es directa.

¿Quiere recibir más contenidos sobre cómo mejorar la calidad de vida en el ambiente de trabajo y cómo hacerlo más optimizado y productivo?, ¡es solo suscribirse a nuestra newsletter ahora mismo!