Siempre que hablamos de sillas de oficinas, destacamos que ellas son verdaderos pre requisitos para la composición del ambiente corporativo. Si consideramos que la mayoría de los funcionarios trabaja gran parte del tiempo sentados, el confort en ese aspecto se hace indispensable.

Además del bienestar de los trabajadores, la limpieza y la estética de la pieza también tienen bastante influencia en la imagen de la empresa. Al final de cuentas, sillas bien conservadas y bonitas estimulan una visión positiva del emprendimiento. Sin hablar que impulsan la productividad de los funcionarios.

Pensando en eso, traemos en este post cinco consejos específicos para que usted mantenga las sillas de su oficinas siempre en el mejor patrón. ¡Vamos a leer!

  1. Invierta en la pareja agua y detergente

Este dúo es el gran secreto de la limpieza de cualquier tipo de objeto o ambiente. Sin embargo, existen algunos detalles: utilice solamente detergente neutro y nunca aplique el producto directamente sobre las superficies, pues eso puede ocasionar manchas.

Para la limpieza cotidiana de las sillas de su oficina, diluya algunas gotas de detergente en el agua, humedezca un paño suave en esa solución y páselo por toda la extensión del mueble; incluyendo apoyabrazos, patas y la estructura de las ruedas. Generalmente, como los pies de las sillas acostumbran a estar más sucios, podrá ser necesario el auxilio de una esponja o de un cepillo suave.

Después de este proceso, tome otro paño, ahora humedecido solamente en agua, y enjuague suavemente el mueble. Para finalizar, utilice una franela seca y que no suelte hilos para secar la silla. Si es necesaria una limpieza más profunda, contra ácaros y hongos, por ejemplo, se recomienda utilizar, también, una aspiradora de polvo para las sillas con tapizado.

Pero, ¡atención! Evite la potencia más alta del aparato para no comprometer la tela del tapizado, principalmente si él es de cuero. En estas situaciones, dé preferencia a la boca de plástico del aspirador, ya que él es propio para limpiar tapizados sin dañar el tejido ni arañar los materiales de vinil.

Otro secreto para no comprometer las características de la pieza está en la dosis del producto de limpieza. Mire las medidas de agua y detergente indicadas para cada tipo de material de los tapizados de la silla.

  • Cuero: bastan pocas gotas del producto diluido en cerca de 1 litro de agua.
  • Tejido: bastan unos 60 ml. de detergente por cada taza (240 ml) de agua tibia.
  • Tejido y vinil: utilice partes iguales de detergente y agua, pero sin excesos.

Recuerde: al cuidar las sillas de la oficina que tienen tejido, jamás refriegue el tapizado, principalmente aquellos más delicados, como los de microfibra. Eso podrá dañar profundamente la pieza.

  1. Tome cuidados para evitar accidentes

Todo y cualquier ambiente corporativo tiene su cocina o espacio para la comida de los funcionarios. Es decir, usted no necesita realizar sus comidas en la estación de trabajo. Sin embargo, con la rutina agitada del día a día, podrá ser que usted termine comiendo su almuerzo o la merienda en la propia mesa.

En esos momentos es necesario redoblar el cuidado para no dejar caer pedazos de comida o salpicar líquidos sobre las sillas de la oficina, ya que esto dificulta mucho la limpieza de la pieza. Si usted ensucia accidentalmente la pieza, límpiela de inmediato, recogiendo migas o pedazos de alimentos.

En el caso de líquido derramado, absorba el exceso con papel toalla y utilice el doble de agua que de detergente para limpiar las manchas lo más rápido posible. Si es necesario lavar la pieza, certifíquese en la etiqueta del producto si eso es permitido. Dependiendo de la situación, es mejor recurrir a profesionales especialistas para realizar la tarea.

  1. Evite la exposición de las piezas al sol

Independientemente del material de las sillas de la oficina, una cosa es verdad: nunca es bueno dejarlas expuestas directamente al sol. Esto porque los rayos solares son implacables para ciertos materiales, tales como el cuerpo, pudiendo incluso llegar a rajarlo.

Además de esto, los colores de los tejidos también suelen ser muy poco inmunes a la luz solar, descolorándose fácilmente en caso que los muebles queden durante mucho tiempo expuestos. En este sentido, reforzamos la importancia de observar en la etiqueta de la pieza específica para saber si usted puede lavarlo o dejarlo secando al sol, por ejemplo.

  1. Respete el peso máximo soportado por la silla

Todo tipo de silla, incluso las de oficina, pasan por pruebas de fábrica para determinar el peso máximo que pueden soportar. Estas pruebas garantizan el padrón de calidad y seguridad del ítem y, por eso, esa información es imprescindible.

Por lo tanto, cualquiera que sea la silla que usted vaya a comprar, ella vendrá con un indicativo del peso máximo que puede soportar. Si usted lo excede, estará negligentemente comprometiendo la seguridad de la pieza, pudiendo provocar serios accidentes.

Si, aunque respete el peso máximo de la silla, usted nota que alguna funcionalidad está comprometida, eso significa que es hora de hacer un mantenimiento en la pieza. Basta recurrir a profesionales especializados para que ellos puedan reajustar lo que sea necesario. De esta manera, usted mantiene el cuidado y el alto patrón con las instalaciones de la oficina.

  1. Compre sillas con proveedores especializados

Cuando el asunto es muebles para oficinas, otra regla básica es comprar las piezas solamente en tiendas especializadas en el ramo. Esto porque este tipo de mobiliario necesita respetar características específicas, tales como la ergonomía de las piezas.

Al final de cuentas, no estamos hablando de una silla de happy hour, en la que usted se sienta por una o dos horas, como máximo, y se va. Las sillas de oficina deben priorizar el confort y la salud de los funcionarios, ya que ellos pasarán la mayor parte del expediente allí.

Además de esto, cuando usted compra muebles corporativos con proveedores especializados, el proyecto de la oficina gana no solamente en la calidad y la seguridad de las instalaciones, sino también en la funcionalidad y estética del ambiente. De esta manera, ya en la primera mirada, el local va a reflejar aquella idea de un clima corporativo agradable y positivo.

Otra gran ventaja de comprar el mobiliario con empresas especializadas es que, sin duda alguna, las piezas van a encajar mejor en el metraje que usted tiene a disposición. Al final de cuentas, ese tipo de mueble es desarrollado con patrones específicos para hacer que el espacio sea más funcional sin comprometer el área de circulación.

¿Vio? No es difícil componer un local de trabajo que sea, al mismo tiempo, ¡práctico, bonito y productivo! Cuidar bien de las sillas de la oficina es un óptimo comienzo para proporcionarles bienestar a los funcionarios y mejorar la imagen corporativa.

¿Le gustó la idea? Entonces, entre en contacto con nosotros, ¡pues tenemos las mejores soluciones de muebles para escritorios de alto desempeño!